Como utilizar tu aceite de oliva en la cocina

Domingo, 3 Marzo, 2019


El aceite de oliva virgen, además de su aporte sobre la salud gracias a su consumo en nuestra dieta, posee un sabor que le convierte en un aliado indispensable en tu cocina. De igual manera que ocurre con los vinos, se debería utilizar un aceite para cada tipo de plato. Es aconsejable, sobre todo cuando lo utilices en crudo, que pruebes distintos acompañamientos y elaboraciones, para descubrir qué variedades en las combinaciones de sabor te gustan más. No olvides que el aceite de oliva aporta nueve calorías por gramo, por lo que su consumo debe ser regular, pero moderado.

Aceite de Oliva en crudo

Una de las utilizaciones de nuestro aceite de oliva Alto Olivar puede ser para aliñar ensaladas y verduras (crudas o cocinadas), para acompañar el pan del desayuno, cocinar algunas carnes cuando se ponen en el horno y para elaborar salsas como la mayonesa, la vinagreta y el alioli. También se añade a platos como el gazpacho y algunas sopas frías.

Aceite de Oliva en frituras

Freír es una forma rápida de preparar los alimentos, muy habitual en nuestra cocina chilena. El aceite de oliva virgen es apropiado para freír porque es estable a altas temperaturas (durante el proceso se alcanzan temperaturas de entre 170 y 180 ºC). Los alimentos cocinados de esta manera se enriquecen con el sabor y los componentes del aceite empleado, aunque incrementan su carga energética y pueden sufrir pérdidas en su valor nutricional.

Al freír en sartén hay que tener en cuenta que el aceite no debe humear durante el precalentamiento (antes de incorporar el alimento), y que no debe reutilizarse más de cinco veces y, a ser posible, siempre para freír alimentos similares. Además, se debe filtrar antes de guardarlo, en un recipiente opaco, y mantenerlo apartado de la luz y el calor.